¿Qué quieres hacer con tu vida?

Esta semana nuestras invitadas en StoriesOn son:

NataliaZaira Pedrajas Sanz: Psicóloga y emprendedora social. Fundadora y CEO de APEC (Apoyo Psicológico En Casa). Coordinadora de programas relacionados con el crecimiento personal y la inteligencia emocional en la asociación CELERA, y tEmociona. Miembro Global Shapers Madrid desde donde coordina el proyecto “Que Quieres hacer con tu vida”.

Milena Montesinos: Estudiante de maestría de Stanford University con basta experiencia en el ecosistema de emprendimiento e innovación con empresas líderes en países como España y Estados Unidos. Miembro Global Shapers Madrid desde donde coordina el proyecto “Que Quieres hacer con tu vida”.


 

¿Alguna vez te has preguntado qué quieres hacer con tu vida? Atreverse a contestar no solo supone un reto, sino que es la clave para recorrer un camino siendo felices con cada paso que damos. Parece que cuando somos pequeños no nos enseñan a hacernos esta pregunta de la misma manera que a recitar temas de ciencias o letras, pero también es verdad que las personas huimos de preguntas que no tienen una respuesta fácil. ¿Y si es cuestión de miedo? ¿Será que los jóvenes tienen miedo a enamorarse?

Explicar con palabras las sensaciones que vives cuando respondes a esta pregunta puede ser muy sencillo si recuerdas la última vez que estuviste enamorado. Primero le conoces y te gusta (la persona o el proyecto). No sabes qué pasa, pero tu cuerpo te pide saber más y tu mente te dice lo maravilloso que sería poder pasar más tiempo a su lado. Luego, sin saber por qué, quieres contárselo a tus amigos, a tus padres, pones ciertas trampas para que vuestros destinos se crucen y, posteriormente, casi sin darte cuenta, forma parte de tu vida, te levantas pensando en él, te acuestas pensando en él, eres feliz cuando él está bien, y sufres cuando le hacen daño.

El emprendimiento, como el amor, es una montaña rusa donde si todo va bien estás en lo más alto y te sientes tremendamente feliz, pero cuando las cosas no suceden como te gustaría, sufres, caes en el vacío más profundo, y sientes el dolor más intenso. No existe punto medio, siempre estás o subiendo o bajando, y las subidas son lentas y costosas, en comparación con las bajadas que son rápidas, estrepitosas y muy dolorosas. Pero…

¿Quiénes son los emprendedores?

Es curioso estar rodeado de ellos, ser uno de ellos, y huir de este término que supuestamente nos define. Y, ¿por qué? Quizá no podamos encontrar una palabra mejor, pero lo cierto es que los “emprendedores” no son las personas que montan un negocio, sino aquellas que viven rodeadas de incertidumbre y perdidamente enamorados de ella, atreviéndose a contestar cada día a la pregunta: “Y tú, ¿qué quieres hacer con tu vida?”

Somos conscientes de que existen personas que utilizan el trabajo como medio para conseguir un fin, y sabiendo que el día tiene 24 horas, y que 8 las utilizamos para dormir, quedan 16, de las que estrictamente te han contado que 8, ni una más ni una menos, las utilices para trabajar, y que el resto las inviertas en ser feliz. Planteamiento coherente, casi “lógico-matemático” y parece que acertado. Planteamiento que nos han inculcado desde pequeños, fruto de un legado que se basa en una premisa sencilla con la que todo el mundo podría estar de acuerdo: “Si trabajas, obtienes dinero, dinero canjeable por pequeños o grandes bienes que pueden traerte felicidad: comprar ropa, tecnología, un coche mejor, una casa, irte de vacaciones, tener mejor salud o, incluso, más amor, por qué no”. Pero, ¿qué pasaría si enfrentáramos la vida como un camino en el que todas y cada una de las cosas que ha- ces, también trabajar, te hiciera feliz? Nuestra vida, la de los jóvenes, iba a ser sencilla, una secuencia repetida de lo que hicieron nuestros padres. Sin embargo, un día nos levantamos y comprobamos como el World Trade Center se colapsaba ante nuestros ojos. Ojos que están viendo una de las mayores crisis económicas a nivel global, rebeliones populares por todo el mundo, sistemas políticos y educativos cuestionados. Ojos que vieron cómo Internet se convertía en la herramienta más poderosa que ninguna generación ha tenido.

A pesar de todo esto, muchos de nosotros hemos decidido dejarnos llevar por la pasión. Tener opiniones fuertes e informadas. Ser optimistas. Y ser parte de la solución, no del problema. Hacer en lugar de hablar. Perseguir lo imposible y hacerlo posible. Dar respuesta a la pregunta de qué que- remos hacer con nuestra vida. Coger las herramientas que nos han dado acceso a información y conocimiento ilimitados, y comunicarnos con otros jóvenes del mundo para crear nuestra sabiduría, la sabiduría que define a nuestra generación. Porque, como decía John F. Kennedy: “Nosotros tenemos el poder de hacer de esta generación la mejor de la historia… o hacer que sea la última”.

Natalia Pedrajas y Milena Montesinos

  • https://plus.google.com/113941735300584234604 Erick H.E. Ponce Ponce

    BUÉN ANÁLISIS DESDE UNA MIRADA JOVEN…… PERO, VISLUMBRAN UDS. ALGUNA SALIDA? ESA SI SERÍA UNA BUENA RESPUESTA, NO EN LA INTENCIÓN DE ENCONTRAR UNA ÚNICA, UNA RECETA, SINO EN LA PRETENSIÓN DE QUE LA EXPERIENCIA DE CADA QUIÉN, POSITIVA DESDE LUEGO, AYUDE A LOS DEMÁS, A ENCONTRAR EL MEJOR CAMINO. JOVENES, VIVAN DE SUEÑOS, PERO NO TENGAN MIEDO DE AFRONTAR LO DURO QUE ES LA REALIDAD…. LOS AMO, PUES MI PARTICULAR JUVENTUD NO ESTUVO CARGADA DE TANTOS CONFLICTOS EXISTENCIALES, LO QUE ME LLEVA A PENSAR QUE A MOMENTOS, EL “ESTAR MUY INFORMADO” NO ES LO MEJOR, Y SE ME ANTOJA HASTA DECIR, UN BUEN NIVEL DE IGNORANCIA LIBERA!.
    ADELANTE JOVENES QUE LA VIDA DE HOY ES DURA, SIENTAN LO DURO DE LA MISMA, PERO SIN PERDER SUS SUEÑOS, HAGANLOS REALIDAD PARA ENCONTRAR UNA VIDA “DICE CON SENTIDO”.

%d personas les gusta esto:
Help us to inspire :)

Please help us to spread the stories and shape the world. Like us: