Entonces… Cómo cambiamos el mundo? (y el caso Uber).

En casi 30 años aun no se me pasan las ganas de cambiar el mundo, y la verdad es que pienso que a muchos les pasa lo mismo, pero deciden callarlo porque hoy en día ya suena a cliché.

Nuestra forma de hacerlo, de intentar mejorar este lugar, fue fundar CityHeroes, una empresa donde decidimos enfrentar ciertos problemas que de alguna manera se entienden como más sensibles, esto en el sentido de que las acciones que tomemos (o que NO tomemos) pueden afectar realmente la seguridad de nuestras ciudades.

Puede ser que a veces nos falten o nos sobren las ideas cuando buscamos crear impacto, pero hoy, en unos pocos minutos y a través de una pequeña conversación, me convencí que existen muchas formas de generar cambios, y que no necesariamente incluyen vestirse de héroe, salvar ballenas o plantar más árboles.

Les cuento la historia:

Esta tarde, durante mi vuelta de Belo Horizonte a Sao Paulo, debía hacer algunas paradas antes de dirigirme al aeropuerto, llamé un taxi como es natural. En esta ocasión decidí pedir un Uber (click para leer sobre la empresa) ya que siempre alterno la opción más económica según la hora y el día.

Generalmente cuando tomo un taxi en Brazil mantengo el celular encendido, siempre monitoreando que el taxista no me estafe con las rutas y/o me lleve por caminos extraños; pienso que es la mezcla de mi paranoia combinada con la esencia de bootstrapping que tenemos los emprendedores, y es que cada peso cuenta (verdad?).

Hoy la historia no era diferente, por lo menos en principio, el chofer manejaba mientras yo seguía la ruta en mi pantalla. De pronto, mi atención al GPS se interrumpió cuando el chofer me ofreció una botella de agua (algo muy común en Uber), con 30 grados de temperatura, y de nuevo, por la esencia de bootstrapping, acepté la invitación.

Iniciamos una conversación bastante casual y común, como mi área de trabajo es en tecnología, siempre intento hacer benchmarking preguntando las formas en que Uber recluta, los incentivos que ofrece, comisiones, etc.

En medio de la charla habitual, un punto dentro el discurso del motorista me llamó la atención. Me contaba que al igual que los usuarios, los choferes también califican a los clientes.

-Como que nos califican?- pregunté. Acaso no basta que quiera pagar para que sea un cliente calificado?- pensaba.

-Sí, los calificamos- explicaba Rodrigo. -Para Uber es importante que exista la misma relación de respeto y bien estar entre los usuarios y motoristas, y me gusta mucho que sea así, ya que es parte de su cultura y pienso que en realidad, debe ser parte de la cultura de todos nosotros, seamos clientes o choferes.

Yo vengo de ser taxista –continuaba el piloto- y si bien la proporción de mis ganancias es similar, me siento feliz trabajando en una empresa que se preocupa para que todos estemos bien. Siento que los usuarios valoran más mi trabajo, y al mismo tiempo, me esfuerzo para que ellos se sientan cómodos cuando estén conmigo. Es sutil y fácil, es solo respeto mutuo.- concluía el chofer.

Dentro de mi pensaba –Wow! De verdad tiene que llegar una empresa gringa para enseñarnos la importancia del respeto? Me parece genial! Pero cómo es posible que cambiar nuestra cultura a ratos nos parece tan difícil y una compañía de taxis lo está consiguiendo? Acaso cambiar cultura e idiosincrasia de manera positiva no es cambiar el mundo? –

En ese momento ya había dejado de ver mi pantalla, me sentía más tranquilo y confiado que llegaría a mi destino sin el estrés de sentirme estafado o en peligro. Además, ya no me importaba tanto si el viaje me costaría un par de reales más caro. La tranquilidad y el aire de cordialidad lo valía.

Que quede claro que no soy fan de Uber ni mucho menos, de hecho en la misma semana presenté 2 reclamos y pienso que aun tienen muchas cosas que mejorar, pero más allá de su servicio, empecé a entender por qué la empresa vale algunos billones de dólares más que otras.

Uber - StoriesOn

Fue un viaje bastante fuera de lo común, con Rodrigo, el chofer, coincidimos en que este tipo de cambios son necesarios, tanto en la forma en que actuamos como en la forma en que pensamos, y es cierto, existen barreras y es una lucha difícil, pero también es verdad que hoy en día, TODOS necesitamos de un viaje más tranquilo y más cordial.

Hoy me di cuenta que podemos cambiar el mundo a nuestro estilo, ya sea a través de nuestras empresas o través de nuestro trabajo, pero en cualquier caso, es a través de nuestras acciones que lo hacemos. Lo importante es construir una visión en pos del bien estar común y el respeto mutuo. Quien sabe si mañana alguna empresa, no importa si extranjera o local, nos enseña a no botar papeles en la calle, a respetar las filas o a decir por favor y gracias. En ese punto todos ganamos.


 

Daniel Ponce G. is an entrepreneur focused on using technology and collaborative culture to build better and safer cities. Co-founder of CityHeroes, StoriesOn, Amerpages and Founding curator of the WEF Cochabamba, Bolivia Global Shapers HUB.

@danielponceg

  • Erick Ponce

    “LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS”……. YA LO DECÍA ST. EXÚPERY EN “JUAN SALVADOR GAVIOTA”. ES LA ACTITUD NUESTRA LA QUE IMPIDE QUE EL SENTIDO COMÚN RECUPERE AQUELLOS ESPACIOS QUE JAMAS DEBIÓ HABER PERDIDO. PUES EN TONO CON TU EXPERIENCIA DANIEL (QUERIDO HIJO),VAMOS TODOS A RECUPERAR ESE SENTIDO COMÚN, REVIVÁMOSLO Y NO DEJEMOS QUE PSEUDO REPRESENTANTES Y BAJO UN MAL LLAMADO PUPULISMO DISFRAZADO, NOS LLEVEN POR EL CAMINO DE LOS BORREGOS O LAS OVEJAS, COMO SE QUIERA INTERPRETAR ESTAS ÚLTIMAS PALABRAS. SENTIDO COMÚN, QUE INVOLUCRA RESPETO, RESPETO, MAS RESPETO, POR TODOS Y POR TODO, LUEGO DE ELLO, ¿QUE PUEDE SER COMPLICADO?……

    FELICIDADES POR EL ARTÍCULO Y BIEN VENIDO A CASA.

    CON TODO MI SENTIMIENTO.

  • http://www.facebook.com/686585442 Andrea A. Montaño Iriarte

    Me gustó el artículo, estoy de acuerdo en que estos cambios soy muy importantes para transformar nuestro mundo.

%d personas les gusta esto:
Help us to inspire :)

Please help us to spread the stories and shape the world. Like us: